Gobiernos Vs Bitcoin

0 0
0 0
Read Time:4 Minute, 15 Second

Los gobiernos no son amigos de Bitcoin

Si, lo sé. Es una afirmación dura y difícil de digerir, pero es lógica.

¿Por qué los gobiernos serían amigos de algo que implica ceder su poder?

¿Por qué quisieran que existiera algo que les impide manejar su política monetaria a su antojo?

Como bien lo ha dicho Kiyosaki (alguien que no es santo de mi devoción), Bitcoin es el dinero del pueblo. Pero, decir dinero del pueblo no implica que sea el dinero de los gobiernos. Porque después de todo mis amigos, el gobierno no es el pueblo.

Salvo honrosas excepciones como las que hemos visto en Venezuela e islas del Caribe o con los fondos de Bulgaria en BTC, Bitcoin está diseñado para ser un enemigo para los gobiernos.

Y la idea no está en discusión.

De hecho, ya la idea se discutió hace mucho tiempo en Bretton WoodsEl rotundo rechazo por el que pasó Bancor, la propuesta británica que diseñó Keynes para plantear una unidad monetaria internacional única, es una muestra de la resistencia que pueden tener los gobiernos a la idea de ceder “su” soberanía financiera.

uando surgió la filtración acerca de que Donald Trump ordenó a Steven Munchin que fuera contra Bitcoin, todos en la comunidad nos reímos y pensamos que era una bufonada de las cuales suele hacer gala el personaje, cuando la realidad es que este es un movimiento lógico por parte de un gobierno que ostenta el cetro y la corona de la economía mundial. ¿O es que en serio ustedes creen que los Estados Unidos pretende renunciar a la jerarquía del dólar?

Me podría centrar a explicar lo mismo con el caso del Euro con la Unión Europea, el Yuan en China, el Rublo en Rusia, la Rupia en la India o el Yen en Japón, pero todos me llevarían a la misma conclusión: Los gobiernos no están dispuestos a perder “su soberanía financiera” para dejarla en manos de algo que no entienden y que no pueden manejar.

La utopía de gobiernos almacenando Bitcoin como reservas nacionales, tal y como si fueran lingotes de oro, es propia del mundo del Ratón Pérez, Santa Claus y la Cenicienta. No existe.

El oro y su industria puede ser manipulada o afectada por los gobiernos, mientras que Bitcoin no.

El arma secreta

Habiendo dejado claro, o eso pretendo creer, la idea que los gobiernos no son amigos de Bitcoin, voy a hablar de aquello que podrían hacer en contra de Bitcoin.

En primer lugar, debo mencionar que, al menos desde mi punto de vista, los gobiernos no pueden afectar a Bitcoin de forma directa.

La Blockchain de Bitcoin junto a su código le hace de cierta forma infranqueable. El poder de cómputo dedicado a mantener la red de BTC segura, es más alto que cualquier súper computadora existente dentro del mercado. Ninguna computadora cuántica existente en el mercado hoy en día puede romper el algoritmo de firma digital de curva elíptica y SHA-256 que está detrás de Bitcoin. Bitcoin es Superman y en esta historia no hay Kryptonita.

Sin embargo, esto no impide que Lex Luthor (los gobiernos) intente afectarlo de forma indirecta atacando su reputación.

Después de todo, los gobiernos saben que no pueden destruir a Bitcoin, pero, creo que también entienden que no necesitan hacerlo, al menos directamente. Solo necesitan destruir la confianza de la gente en él. Una parte importante de la ecuación de Bitcoin que no depende enteramente de la criptomoneda.

Como moneda descentralizada, sin autoridad central ni empresa que le respalde, Bitcoin se mantiene sobre los hombros de la gente. Sobre la confianza que tenemos todos en nuestro campeón.

Sin embargo, esta confianza es algo ajeno a Bitcoin. La confianza no está protegida por SHA-256 ni por Curvas Elípticas. No hay llaves privadas para blindar nuestra confianza.

Esta confianza puede ser bombardeada y atacada a través de narrativas, algo que los gobiernos son expertos haciendo. Estados Unidos hizo creer al mundo que una invasión a Irak era necesaria y los rusos han engañado por años a la gente sobre las bondades del comunismo. ¿De verdad creen que les cuesta mucho armar narrativas que sean convincentes entre la población?

Una narrativa en la que Bitcoin salga como la principal moneda que financió un ataque terrorista a un jardín infantil. La moneda que mantiene a flote económicamente a un régimen dictatorial que rocía gas sarín sobre su población. El medio de pago usado por Corea del Norte para comprar uranio enriquecido a Irán. Son muestras de esas que llamamos Narrativas.

Historias que le permitan inducir pensar a las masas que están frente a una moneda criminal.

Narrativas que le den autorización moral para promulgar leyes que impulsen una prohibición de su uso, cerrar exchanges y encarcelar a quien le utilice.

Rumores que corran entre la gente para desincentivar su uso haciéndola ver como una fuente asociada al mal.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
NoticieroActualidad.com

info@noticieroactualidad.com

Archivos
You have not selected any currencies to display
Idiomas »
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Enable Notifications    Ok No thanks