Wall Street se desplomaría si el recuento electoral se alarga demasiado.

0 0
0 0
Read Time:2 Minute, 0 Second

A dos semanas de la cita con las urnas, los inversores en Estados Unidos han trazado ya múltiples itinerarios para blindar sus rendimientos independientemente de quién ocupe la Casa Blanca. Con la lección bien aprendida tras lo ocurrido en 2016, la ventaja de hasta más de diez puntos que reflejan algunos de los sondeos a nivel nacional para el demócrata Joe Biden, no impiden plantear un escenario en que el actual presidente, Donald Trump, consiga la revalida emulando una remontada a los Harry S. Truman en 1948.

Aún así, la cábala más favorable para Wall Street, independientemente de quién se siente en el Despacho Oval a partir del próximo 20 de enero, sigue siendo un ejecutivo y un legislativo divididos políticamente que mantengan una agenda inactiva sin grandes cambios en el horizonte. Las mesas de inversión también descuentan ya la probabilidad de una barrida demócrata, donde una posible derogación de la reforma tributaria aprobada por Trump y los republicanos a finales de 2017 estaría más que asegurada.

Prueba de ello queda patente en las metas para finales de año. En estos momentos, la media de los objetivos en la mira del S&P 500 para finales de año entre la principales mesas de inversión sitúan al indicador en los 3.350 puntos a finales de este año. Aún así, en casos particulares, como David Kostin, estratega jefe de Goldman Sachs, o su homólogo en JPMorgan, Dubravko Lakos-Bujas, la meta alcanza los 3.600 puntos. Brian Belski, de BMO, va más allá y mantiene los 3.650 puntos. No obstante, los más pesimistas, como es el caso de Maneesh Deshpande, de Barclays, creen que el S&P 500 cerrará 2020 en los 2.800 puntos.

Para Matt Gertken, estratega de BCA Research, «el mejor resultado para los mercados financieros de cara a finales de año sería una victoria de Biden y un Senado republicano. El peor resultado supondría una barrida demócrata, pero el factor positivo del mismo llegaría en la forma de una importante expansión fiscal en 2021», aclara.

Dicho esto, a corto plazo, el escenario que más enervaría al mercado es precisamente el no contar con uno claro durante la noche del próximo 3 de noviembre. Esta situación rememoraría el episodio experimentado hace dos décadas, cuando la contienda en las urnas entre George W. Bush y Al Gore tardó seis semanas en ofrecer el triunfo al republicano. 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
NoticieroActualidad.com

info@noticieroactualidad.com

Archivos
You have not selected any currencies to display
Idiomas »
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Enable Notifications    Ok No thanks